El Juego Infantil: Territorio de Libre Gozo

Al recorrer con el recuerdo momentos de la infancia, se pueden sentir las sensaciones vividas compartiendo experiencias como niños, en donde el juego origina el deseo natural de descubrir y disfrutar al máximo cada situación de la vida; todos los adultos naturalmente crecieron y fueron niños, aprendieron y con el crecimiento descubrieron cosas que antes no se habían detenido a analizar, afrontaron argumentos nuevos o vistos desde otra perspectiva, todo esto gracias al juego.

Cabe decir que el juego en los niños cumple un papel importante en el desarrollo motor, social, cognoscitivo, etc. El juego en el niño ayuda a que aprendan a trabajar en grupo respetando las diferencias individuales, también influye en el niño para que éste asuma el papel que le corresponde a su mismo sexo, sea juego social, imaginario o cognoscitivo.

Niños Jugando

El juego, así como la risa, ocurre en todo el mundo y son los niños quienes más lo practican. El juego es el trabajo de los niños, es una actividad estructurada que consiste en el simple ejercicio de las funciones sensorio-motrices, intelectuales y sociales. Los padres creen y algunos dicen que la esencia del juego sigue siendo la misma: divertir y recrear a los niños logrando un esparcimiento sano y entretenido, sin embargo, no es sólo eso ya que el juego es un elemento que forma parte del desarrollo del individuo; a través de este las culturas transmiten valores, normas de conducta, resuelven conflictos, educan, desarrollan múltiples facetas de su personalidad, el niño ejercita sus músculos, aprende a no decir mentiras, a saber ganar y perder, entre otras cosas.

Si un niño no juega, esto es una campanada de alerta para los adultos pues les anuncia que ese pequeño está enfermo del alma o del cuerpo, y por supuesto, los juegos de hoy no son los mismos de ayer porque a través del juego los niños reflejan la realidad que los rodea y la manera como esta impacta su mente infantil.

Dentro del juego se pueden incluir las manualidades, las cuales proporcionan elementos positivos para la psiquis del niño; y hacen parte del juego constructivo, el cual incluye la manipulación de objetos para construir o “crear” algo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *